Joomla Free Template by FatCow Hosting

Cómo mejorar la investigación sobre la salud infantil

noticia pediatriaA pesar del consenso generalizado de que la investigación sobre la salud infantil es necesaria y ética, la base de evidencias clínicas en torno a los tratamientos infantiles específicos continúa siendo escasa. Se examinó la investigación que llevan a cabo los servicios biomédicos y sanitarios infantiles de Reino Unido en relación con la capacitación, infraestructura y actividad, los resultados de la investigación y su notoriedad.

 En este estudio se demuestra que existen excelentes oportunidades laborales para los investigadores gracias a un programa de formación académica competitivo e integrado a nivel nacional, pero también queda de manifiesto que el número de pediatras con formación universitaria ha disminuido en un 18% entre 2000 y 2011, reduciéndose su porcentaje del 11,3% al 5,9% entre el colectivo de especialistas.

El potencial para la elaboración rápida de estudios sobre salud infantil a través del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) no se está materializando: los médicos en prácticas están muy poco adiestrados en las técnicas de investigación esenciales; la mayoría de los pediatras recientemente designados tienen poca o nula experiencia en investigación; menos del 5% del tiempo contratado se dedica a la investigación; menos del 2,5% de los 2 millones de niños atendidos en el NHS cada año se incluyen en estudios; y diez de los 20 hospitales infantiles de Reino Unido no cuentan con instalaciones para la investigación clínica.

 El apoyo que prestan las redes del National Institute for Health Research (Instituto Nacional para la Investigación Sanitaria) es adecuado para los estudios farmacológicos, pero resulta insuficiente para la investigación no farmacológica; en menos del 5% de los estudios registrados participan niños y tan solo un centro de investigación biomédica infantil ha recibido financiación desde 2012. De la inversión pública y privada en investigación biomédica anual de Reino Unido, apenas 2,2 millones de libras, en torno al 5%, se dedican a la investigación sobre la salud infantil. La escasa base de evidencias clínicas está dificultando el desarrollo de directrices y políticas clínicas; menos del 20% de los resultados del National Institute for Health and Clinical Excellence (Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica) son aplicables a la población infantil. La representación de los pediatras en los principales consejos de investigación es débil. La voz de los padres y de los jóvenes está dividida y los organismos reguladores no tienen suficientemente en cuenta sus opiniones.

El sólido compromiso del gobierno de Reino Unido con la investigación biomédica no se ha trasladado en su totalidad a la investigación infantil. No se reconoce debidamente la capacidad de la investigación infantil para reducir la creciente incidencia de enfermedades no contagiosas, crónicas y propias de la edad adulta que tienen su origen en los primeros años de vida, para mejorar la salud de una población que envejece y de las futuras generaciones y para reducir los costes sanitarios. A la luz de las conclusiones alcanzadas, se realizan varias recomendaciones con el fin de mejorar la investigación dirigida a los primeros años de vida, incluida la formación de grupos multidisciplinares y multiinstitucionales de investigadores clínicos y no clínicos dedicados a la salud infantil, así como el acceso a centros de diagnóstico y laboratorios adecuados para los niños; una red de investigación infantil unificada para los estudios farmacológicos y no farmacológicos; evaluación normativa de la investigación que resulte proporcionada y basada en criterios nacionales uniformes; una ampliación de los puestos de trabajo para investigadores; apoyo a las posiciones de los padres y los niños; colaboración entre las fundaciones que respaldan la investigación sobre la salud infantil; mejora de la formación en materia investigadora para los estudiantes de pediatría en prácticase integración más estrecha entre la investigación de la salud infantil y las actividades básicas del NHS.

FUENTE: UNIVADIS

Visto: 694